PUBLICIDAD

Publicidad

Crackhogar - Todo lo que necesitas para tu hogar

Publicidad

Alicante City & Experience - Portal de turismo de Alicante

Publicidad

Así late el corazón del Hércules

Publicidad

Vikingos en el MARQ

Publicidad



captcha

06 febrero
2016
David Rubio / @david_rubio7
1422 Vistas
Gastón Castelló, el padre de los foguerers

Gastón Castelló, el padre de los foguerers

David Rubio / @david_rubio7 el 06 febrero de 2016
Nuestro artista más popular tuvo una intensa vida, que siempre giró en torno a las Hogueras de San Juan

Otra vez ha ocurrido. Tras el ataque al Doctor Rico, la semana pasada sufrimos una nueva profanación a la memoria de nuestros alicantinos más ilustres. Se trata de la simpática estatua que recuerda al pintor Gastón Castelló Bravo sentado en un banco de la plaza 25 de mayo frente al Mercado Central. El viernes pasado apareció llena de pintadas.

Este cobarde y despreciable ataque me obliga una vez más a dedicarle ‘Memoria de Alicante’ a la persona cuyo recuerdo ha sido manchado, algo que hago de muy buen grado ya que tuvo una vida bien entretenida.

Vino al mundo nuestro protagonista el 3 de noviembre de 1903, y lo hizo en la fábrica donde trabajaba su padre, “Conservas Las Palmas”, situada en Benalúa. Sus primeros dibujos fueron de las mujeres que allí trabajaban, pelando guisantes y tomates.

Su padre, consciente del talento de su hijo, le presenta al pintor alcoyano Fernando Cabrera, que fue su primer maestro. Siendo aún adolescente se hace famoso entre los círculos artísticos de la provincia. Consigue sus primeros encargos y con el dinero ahorrado se marcha a Madrid para seguir aprendiendo.

En la capital trabajó como dibujante para una agencia de publicidad. No podía permitirse la matrícula de la Escuela de Arte de San Fernando, así que asistía a las clases nocturnas gratuitas.

Cuando ahorró suficiente, se trasladó a la capital artística mundial: París. Habitó en el famoso barrio de Montmartre, condeándose con la bohemia parisina.

Y fue justo entonces cuando arrancó en Alicante una fiesta que marcaría para siempre la vida de Gastón: las Hogueras de San Juan. Los monumentos fogueriles ofrecían al alicantino una oportunidad única de desarrollar su arte. Desde la primera edición en 1928, todas las primaveras volvía de Francia a Alicante para ponerse a trabajar en la elaboración de los monumentos.

Realizó un total de 32 hogueras, cosechando hasta 10 primeros premios. Imprimió a todas sus hogueras su sello personal. Una de sus mayores contribuciones fue el pasar a construirlas sobre el suelo y no en una plataforma, lo cual le permitió romper con todos los límites de tamaño y peso.

Sin embargo, en 1936 la Guerra Civil frustra su intención de volver como cada año a París. Durante la contienda nadie podía abandonar el país, y los únicos encargos que recibe son realizar carteles políticos propagandísticos, banderas republicanas o retratos de Negrín, Largo Cabellero, Lenín, Azaña, etc. Ante la necesidad llegó incluso a pintar decorados para una compañía de circo de Albacete.

Dichos trabajos políticos le cuestan la cárcel cuando Franco gana la guerra. Es condenado a 6 años por considerársele “dibujante subersivo”. Afortunadamente tan solo cumplió 18 meses, ya que consiguió demostrar que salvó varias piezas de arte sacro que estuvieron a punto de ser quemadas en la guerra, lo cual le sirvió de atenuante.

Al cumplir su condena aprovecha algunas amistades francesas para huir de la  Posguerra y establecerse en Argelia. Aún así, seguía volviendo innegociablemente todos los años a Alicante para trabajar en más y más hogueras.

Tras pasar algunas temporadas en Suiza, México y Madrid, hacia los 50 ya se afincó definitivamente en su tierra natal. Realizó multitud de obras, algunas de ellas ocuparon un lugar destacado en la ciudad, como el mosaico de la escalera de la Diputación, el del Aeropuerto titulado “El Misterio de Elche”, los frescos de la estación de autobuses o el gran tríptico del Ayuntamiento ‘El Campo, la Ciudad y el Mar’.

También ejerció de presidente de la Comisión Gestora de las Hogueras de San Juan durante muchos años. Es generalmente admitido que Gastón Castelló fue el primer gran foguerer y el forjador del conocido como ‘estilo alicantino’.

No hace falta ni añadir que se convirtió en una de las personas más conocidas y respetadas entre los vecinos de Alicante. La ciudad ha dado varios grandes artistas en el siglo XX, pero quizás ninguno llegase a ser tan querido entre sus gentes como Gastón, quien nos dejó a los 82 años de edad en Vistahermosa.

Si por alguna casualidad, los vándalos que recientemente se atrevieron a manchar su recuerdo están leyendo esto, me gustaría comunicarles que si hoy en día pueden disfrutar de toda la diversión que nos dan las Hogueras cada año, es en gran parte gracias a hombres como Gastón Castelló que contribuyeron decisivamente a levantar la fiesta sanjuanera en sus orígenes.

avatar

David Rubio / @david_rubio7

Alicantino de toda la vida y apasionado por el pasado, presente y futuro de mi ciudad. Me gusta investigar y averiguar, porque la vida está llena de historias, y las historias están para ser contadas. Siempre con proyectos en mente, y con ganas de saber más.

Más noticias

Twitter

Deja un comentario

Gastón Castelló, el padre de los foguerers

Publicidad

Publicidad

cabeza negra comprar online

Publicidad

Clínica Dental Alicante Fidentzia

Noticias más leidas

Diez restaurantes que no te puedes perder en la provincia de Alicante
Diez restaurantes que no te puedes perder en la provincia de Alicante
La ‘calle del Coño’ de Benidorm
La ‘calle del Coño’ de Benidorm
Alicante registró el jueves la temperatura más alta de Europa
Alicante registró el jueves la temperatura más alta de Europa
Identificada la conductora que huyó tras arrollar a una ciclista en Elche
Identificada la conductora que huyó tras arrollar a una ciclista en Elche

Publicidad